6 Maneras de aumentar tu energía

La fatiga o el cansancio crónico es uno de los peores problemas de la vida moderna, pero solemos intentar arreglarlo de la manera equivocada.

Pretender conseguir o encontrar energía es como intentar coger un puñado de agua. Si queremos que el agua (energía) quede retenida en la mano, tenemos que crear las condiciones que lo permitan. En el caso del agua se trata de mantener los dedos juntos y la palma en forma de recipiente cóncavo. Con la energía ocurre lo mismo.

La energía no es algo que conseguimos o cogemos, sino el resultado de ciertas condiciones que permiten que aparezca o se manifieste en nuestra vida. Si la salud, la actitud, el cuerpo y la mente están alineados y en armonía, no hay nada más que hacer y automaticamente nos sentiremos llenos de energía. Este es el efecto secundario de una vida sana.

Digamos, para entendernos, que usted es una nadadora que lleva un cinturón de lastre y desea mejorar su tiempo en los 50 metros libres. Podría optar por esforzarse en buscar el bañador más sofisticado hecho de titanio con alta tecnología, lo que rebajaría su tiempo quizá en uno o dos segundos, pero ¿no sería más razonable y práctico quitarse el cinturón de lastre?

La mayoría de las personas llevamos cinturones de lastre y pretendemos aumentar nuestra energía con café y otros estimulantes, cuando, bastaría dejar caer el lastre y automaticamente nadaríamos más deprisa.

Ese cinturón de lastre generalmente lo compone:
Las pocas horas de sueño, la desorganización, las relaciones tóxicas, las dietas altas en carbohidratos, la sensibilidad a ciertos alimentos no descubierta y toda una serie de realidades de la vida moderna. Le voy a sugerir seis maneras de quitarse el lastre. A medida que las ponga en práctica se asombrará de cómo sube su energía.

  • Ayude al hígado. Puede ayudar al hígado a que haga su trabajo de manera más eficaz y así aumentar su energía. Hacer cambios en su alimentación puede ser de gran utilidad para que su hígado funcione bien. El hígado es tal vez el órgano menos comprendido y más menospreciado del cuerpo humano, porque cuando no funciona bien, lo primero que paga las consecuencias es nuestra energía. El dar al hígado todos los nutrientes que necesita para realizar sus tareas diarias es una de las cosas más importantes que podemos hacer para aumentar la energía.
  • Tome el sol durante 10 minutos al día. El sol nos da fuerza, nos eleva el espíritu y es una fuente de energía. Sin embargo nos estamos volviendo tan fóbicos al sol que nos estamos perdiendo los importantes beneficios que la Vitamina D ofrece para mejorar el estado de ánimo y potenciar nuestra energía.
  • Desconéctese por un día. Uno de los mayores “ladrones” de energía del siglo XXI es la sobredosis de información. Nos sentimos agobiados por la cantidad de correo electrónico, blogs, webs de redes sociales, la televisión, revistas, la radio, los móviles y demás. Quizá es cierto que tener información es tener poder, pero el exceso de información se convierte simplemente en ruido. Intente pasar un día libre de los medios y sentirá cómo su energía se va acumulando en vez de disiparse atendiendo miles de distracciones.  La mayor parte del parloteo que circula no le va a afectar y si le atemoriza la idea de desconectarse durante un día, entonces puede estar seguro de que es la persona que más necesita esa desconexión temporal.
  • Intente no buscar excusas para hacer un poco de ejercicio. Sabemos que con el ejercicio físico recuperamos la energía, pero cuando buscamos el momento y el lugar, el tiempo es siempre el mayor obstáculo. No necesita un gimnasio ni ropa especial, ni unas horas de dedicación. 15 o 20 minutos son suficientes para aumentar la energía. Puede correr dos kilómetros, hacer estiramientos, algunas flexiones, levantarse un poco antes y caminar media hora. Si nada de esto le parece fácil, deje el ascensor y suba a la oficina o a su casa por la escalera. Deje el autobus y camine. Podemos tener excusas o tener energía y salud.
  • Reviva su energía interna. La acupuntura se basa en los preceptos de la medicina traditional china, que dice que el cuerpo y la mente están inseparablemente vinculados y que esa energía vital interna, regula la salud espiritual, mental y física de la persona; que cada uno de nosotros es el equilibrio sutil entre dos fuerzas opuestas e inseparables que conocemos como el ying y el yang y cuando ese equilibrio se rompe, la energía vital queda bloqueada o debilitada. Cuando esa energía vital se encuentra en su nivel óptimo y fluye con suavidad nos sentimos capaces de conquistar el mundo; nos sentimos con fuerza física, mental, emocional y espiritual, con salud y energía.
  • Desatasque el flujo de energía. Existe una regla que podemos considerar universal y es que nuestra energía tiene una perfecta relación inversa con la acumulación de cosas y objetos innecesarios. Cuantas más cosas tiene a su alrededor que no usa, que no necesita, menos energía tendrá. Lo crea o no, el aspecto de su mesa de trabajo, de su cocina, de su lugar de trabajo,de su sala de estar, incluso de la pantalla de su ordenador, en realidad refleja buena parte de lo que sucede en su cerebro. Si dedica un poco de tiempo a organizar y “desatascar” su entorno más inmediato, no solamente estará liberando mucho espacio físico, sino que también estará recargando su energía.

 

Por Javier Garcia