Propuesta de Valor

“Cada vez más personas jubiladas apuestan por el “cohousing” viviendas con zonas y servicios en común para atender sus necesidades e intereses sin encerrarse en una residencia”.

En España existen 1.9 millones de  personas mayores de 65 años que viven solas según la última encuesta del  Instituto Nacional de Estadística (INE). Además del sufrimiento que genera para muchos vivir solos: problemas de seguridad, físicos, mentales y el deterioro; estos problemas se agravan no solamente por la soledad sino por sus consecuencias.

Vivir y Punto plantea un modelo participativo creado específicamente para mayores (senior cohousing), son sus propios usuarios quienes diseñan su alojamiento digno y estable.

Este modelo se basa en que la propiedad del inmueble reside en la cooperativa. Así, sus miembros se benefician de un uso indefinido y transferible de la vivienda.

La persona que este interesada en formar parte de la cooperativa de vivienda bajo esta modalidad tiene que pagar una aportación inicial y posteriormente deberá abonar mensualmente una cuota que es más baja que un alquiler (aún por determinar).

 Al cabo de unos años si el “cooperativista” decidiese marcharse, recupera la aportación inicial más el Índice de precios de Consumo (IPC) con la entrada de un nuevo “cooperativista”.

La finalidad es conseguir que se asocien personas a las que les guste esta forma de vida, crear la cooperativa y que esta se autogestione.

En España este tipo de viviendas para personas de más de 55/60 años es la más atractiva “No quieren envejecer solos” sino con gente de su edad, con aficiones y con formas de pensar parecidas.